«Para ser un buen programador, se requiere 3% de talento y 97% de esfuerzo para no distraerse con Internet»